10.000€ por mudarte a una ciudad mediana: la competencia que viene por los teletrabajadores

 

Una tendencia económica y social ha dominado las proyecciones demográficas de todo el mundo durante las últimas décadas: el apogeo de la gran ciudad.

La llegada del Teletrabajo

En un contexto de creciente deslocalización laboral, quizá haya llegado el turno de la venganza de la ciudad mediana. Estados Unidos marca el paso: un buen puñado de urbes discretas del interior, espolvoreadas entre los Apalaches y las Rocosas, están ofreciendo jugosos incentivos económicos a los teletrabajadores del país a cambio de su mudanza. Las recompensas más generosas, como la ofertada por Tulsa, en Oklahoma, ascienden a los $10.000 dólares.

Condiciones. La pregunta que lanza el interior estadounidense a las élites universitarias, laborales e intelectuales de las costas es sencilla: ¿merece la pena vivir en San Francisco? Topeka, en Kansas, tiene claro su atractivo: el coste de vida es un 10% más barato, el precio medio de una vivienda no supera los $125.000 dólares y la renta es superior a la mediana nacional. Si todo esto no te parece suficiente, ten, aquí tienes $15.000 dólares para que comiences una nueva vida. Sin condiciones.

Requisitos. En su mayoría, hablamos de ciudades que rondan los 500.000 habitantes, situadas en el interior, cabeceras de estados fly-over (de paso) pero con cierto atractivo económico. No se trata de mudarte a lo más recóndito del país, sino a urbes dinámicas. Pensemos en Northwest Arkansas, una conurbación de ~500.000 (Fayetteville–Springdale–Rogers). Su renta es un 14% superior a la media nacional; el coste de vida mucho más bajo que en las costas; y acoge a tres de las 500 mayores empresas estadounidenses (Walmart, Tyson Foods, JB Hunt).

Exigencias. Su programa es igual de generoso que el de Tulsa: $10.000 a cada trabajador que se mude. Los requisitos no son muy exigentes. Los candidatos deben acreditar una experiencia laboral de dos años, contar con un trabajo a tiempo completo, ser ciudadano estadounidense, tener más de 24 años y residir fuera de Arkansas. Todo aquel que llegue recibirá una bicicleta de regalo para que explore los cientos de kilómetros de sendas ciclables repartidas por los montes Orzark.

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.