LAUSD arroja 600 toneladas de comida a la basura cada día—pero una ley podría ponerle fin al desperdicio

Se estima que los estudiantes del Distrito Unificado Escolar de Los Ángeles (LAUSD)arrojan unas 600 toneladas de comida a la basura cada día, lo cual equivale a por lo menos $100,000 diarios y millones al año. 

Pero este desperdicio pronto podría tener fin.

El gobernador Jerry Brown firmó una ley que permite que las escuelas recojan los artículos no abiertos y la fruta que permanezca intacta para donarla a los bancos de alimentos.

 

Anteriormente, estos esfuerzos eran prohibidos, en parte debido a una ley federal que obliga a los estudiantes a tomar alimentos que no piensen consumir porque cada bandeja de comida debe cumplir con directrices nutricionales. Si las escuelas no cumplen con las directrices del gobierno, no son reembolsadas por las comidas escolares que proveen de manera gratuita a los estudiantes de bajos recursos.

La propuesta presentada el senador Ed Hernández (D- West Covina) señala que aproximadamente 5.4 millones de californianos—entre ellos 2.3 niños— batallan con inseguridad alimentaria.

La nueva ley podría ser un alivio para miles de personas, ya que, como subrayó Los Angeles Times, la población desamparada del condado depende en gran parte de las donaciones de comida.

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.