Latinos, los que mas hambre sufren en el condado de Los Ángeles

Nuevo reporte indica que más de la mitad de las viviendas que ganan menos de $70,000 dólares tienen inseguridad alimentaria

Más de la mitad de las familias con ingresos menores a los $70,000 dólares anuales sufren de inseguridad alimentaria en el condado de Los Ángeles.

Eso es lo que revela un nuevo reporte del Departamento de Salud Pública (DPH), que indica que los latinos (67.4) son los más afectados por este problema, seguido por los blancos (14.7%), los afroamericanos (10.6%) y los asiáticos (6.6%).

Cindy Harding, directora interina del DPH, señaló que más de un millón de hogares en el condado “sufren de seguridad alimentaria”.

“Tienen que escoger entre comprar comida nutritiva o pagar el seguro médico, el transporte y la vivienda”, expresó, y agregó que “la mitad de las personas que sufren de inseguridad alimentaria son mujeres latinas”.

Bancos de comida

Muchas de estas familias dependen de los bancos de alimentos para poder ajustar la semana o el mes.

Una visita a los Ministerios Cornerstone, una iglesia de Pacoima, en el Valle de San Fernando, es muestra de esto.

 

Cada jueves empezando a las 9:00, entre 15-20 personas se reúnen en el lugar con canastas y bolsas, y luego de una breve plegaria, hacen fila para recoger la comida gratuita que regalan: pan, vegetales, frutas, huevos, leche, juegos y una que otra golosina.

Entre ellos esta Ena Zepeda, una salvadoreña de 65 años que visita este banco de comida semanalmente, así como otro más por la tarde y al menos dos otros más.

Sus únicos ingresos son lo que recibe del Seguro Social y la pensión de su esposo, quien también sale a ganarse la vida como jornalero a sus 67 años, pero la semana pasada apenas trabajó dos días.

No es suficiente para sufragar todos los gastos de renta, servicios y demás.

Zepeda valora esta ayuda.

“Tenemos salud y tenemos esta ayuda. Si no fuera por esto, habría más pobreza de la que hay”, dice.

Al preguntarle si la “haría” sin la comida que le regalan, la respuesta es rápida.

“No creo. Con el hombre (esposo) trabajando dos días, no la haríamos”, dice.
Casi todas las personas que llegan a este lugar son mujeres, muchas de ellas mayores.

“Estampillas de comida”

Una forma de reducir esta inseguridad alimentaria es con los servicios como CalFresh (estampillas de comida) que permiten a la gente “comprar la comida que necesitan, dejando su dinero para otros gastos”, dijo Angelo Salazar del Departamento de Servicios Públicos Sociales del condado.

Incluso personas que trabajen pueden recibir esta ayuda.

Además, señaló Salazar, aunque los padres sean indocumentados, pueden solicitar esta asistencia para sus hijos nacidos en Estados Unidos.

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.